[Ir al contenido]

Los medicamentos para la diabetes


Para la mayoría de los niños con diabetes que desean mantenerse sanos, tomar medicamentos es una parte importante de sus vidas. La insulina es un medicamento obligatorio para los niños que sufren de diabetes tipo 1. Un niño con diabetes tipo 2 también puede necesitar medicamentos. Su médico le indicará si esto es necesario.

Si el médico dice que el niño debe tomar medicamentos, es muy importante que los tome de la manera indicada por el médico. Si el niño no toma los medicamentos, o no los toma correctamente, pueden surgir problemas de salud o hacer que el niño no se sienta bien. El niño hasta podría terminar en el hospital.

Al tomar los medicamentos de la manera correcta, las concentraciones de azúcar en sangre se mantienen estables (ni muy bajas ni muy elevadas) lo cual ayuda al niño a mantenerse sano y a sentirse bien.

¿Qué es la insulina?

El medicamento más común para tratar la diabetes es la insulina, la cual se administra mediante una inyección o a través de una bomba. La insulina es una hormona que ayuda a la glucosa a entrar en las células del cuerpo para usarse como fuente de energía. Si no hubiera insulina, la glucosa permanecería en la sangre y las concentraciones de azúcar en sangre serían muy elevadas.

El tipo de insulina y la cantidad que debes usar dependerán del plan de control de la diabetes que tengas. Algunos niños con diabetes deben inyectarse insulina dos veces al día. Otros niños necesitarán más de dos inyecciones diarias o una bomba de insulina para mantener la concentración de azúcar en sangre bajo control. Tu médico te dirá qué es lo mejor para ti.

Existen varios tipos de insulina. La diferencia entre ellas se debe a:

  • el tiempo que llevan surtir efecto
  • en qué momento tienen más efecto para reducir la concentración de azúcar en sangre
  • cuánto dura el efecto

A continuación podrás encontrar una lista de los tipos de insulina y qué efecto surten después de tomarlos. El tiempo que le lleva a la insulina surtir efecto es diferente en una persona que en otra y puede variar de un día para el otro. Si hace un tiempo que tienes diabetes, tendrás una mejor idea de cómo funciona la insulina en tu cuerpo.

Insulina de acción rápida

Cuándo comienza a surtir efecto: 10–15 minutos
Cuándo surte el mayor efecto: 30–90 minutos
Cuánto dura el efecto: 4 horas
Cómo funciona: Este tipo de insulina ayuda a tu cuerpo a procesar la glucosa que tu cuerpo absorbe al comer un alimento. Tiene un mayor efecto si la tomas varios minutos antes o inmediatamente antes de comer, pero también la puedes tomar inmediatamente después de la comida. Tiene un aspecto transparente y se puede mezclar con otros tipos de insulina.

Insulina de corta duración

Cuándo comienza a surtir efecto: 30–60 minutos
Cuándo surte el mayor efecto: 2–4 horas
Cuánto dura el efecto: 6–9 horas
Cómo funciona: Este tipo de insulina se usa para ayudar al cuerpo a procesar la glucosa que absorbes al comer, pero tiene una duración mayor que la insulina de acción rápida. Debes tomarla unos 30 minutos antes de comer. Tiene un aspecto transparente y se puede mezclar con otros tipos de insulina.

Insulina de corta duración

Cuándo comienza a surtir efecto: 1–4 horas
Cuándo surte el mayor efecto: 3–14 horas
Cuánto dura el efecto: 10–24 horas
Cómo funciona: Este tipo de insulina controla la glucosa entre las comidas y durante la noche. Tiene un aspecto turbio y se puede mezclar con otros tipos de insulina.

Insulina de acción prolongada

Cuándo comienza a surtir efecto: acción prolongada
Cuándo surte el mayor efecto: acción prolongada
Cuánto dura el efecto: 18–24 horas
Cómo funciona: Este tipo de insulina controla la glucosa entre comidas y durante la noche. Tiene un aspecto turbio o transparente y se puede mezclar con otros tipos de insulina.

Usualmente se utiliza una combinación de varios tipos de insulina para mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control durante el día y la noche.

Otra manera de mantener la concentración de azúcar en sangre bajo control es seguir los consejos del médico en cuanto a la alimentación y el ejercicio físico. El plan de control de la diabetes incluirá instrucciones específicas sobre estas actividades. Al cumplir con el plan y los horarios para tomar la insulina, los niños pueden evitar concentraciones de azúcar en sangre muy bajos o muy elevados.

Píldoras para la diabetes

Algunos niños con diabetes tipo 2 tienen que tomar píldoras o tabletas. Los médicos a veces las llaman "medicamentos orales". La palabra "oral" se refiere a la boca. Estos medicamentos se toman por la boca (se tragan).

Estas píldoras o tabletas ayudan al cuerpo de los niños con diabetes tipo 2 a fabricar más insulina o a usar la insulina que fabrica el cuerpo de una manera más efectiva. Estos medicamentos funcionan muy bien si además el niño sigue una dieta de alimentación sana y hace ejercicio físico.

Glucagón

Tanto la insulina como otros medicamentos para la diabetes evitan que tus concentraciones de azúcar en sangre sean muy elevadas. Pero, a veces, las concentraciones de azúcar en sangre de los niños con diabetes son muy bajas; esto se llama "hipoglucemia". Esto es malo, porque si este problema no se trata de inmediato puede causar convulsiones o desmayos.

Un niño con concentraciones muy bajas de azúcar en sangre necesita una inyección de glucagón. El glucagón es una hormona que ayuda a elevar la concentración de azúcar en sangre rápidamente. Tu médico les hablará a tus padres sobre estas inyecciones y les explicará cómo y cuándo debes dártelas. También es una buena idea que tus hermanos mayores, tus maestros y otros adultos que cuiden de ti, sepan cómo darte estas inyecciones. Además, todos deben saber cuándo deben llamar al 911 por una emergencia causada por la diabetes.

¿Qué puedes hacer para prevenir una emergencia? Sí, lo adivinaste: Toma los medicamentos de la manera que el médico te indicó.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: febrero de 2018