[Ir al contenido]

Tus riñones


Todo el mundo sabe que algunos órganos del cuerpo humano son necesarios para sobrevivir: necesitas el cerebro, el corazón, los pulmones, los riñones...

¿LOS RIÑONES? Por descontado que sí. Aunque no encontrarás una tarjeta de felicitación del día de San Valentín con un riñón en la cubierta, los riñones son tan importantes como el corazón. ¡Necesitas por lo menos un riñón para vivir!

¿Qué son los riñones?

Los riñones suelen venir por pares. Si has visto una alubia roja alguna vez, entonces tienes una idea bastante buena del aspecto que tiene un riñón. En un adulto, cada riñón mide unas 5 pulgadas (casi 13 centímetros) de largo por 3 pulgadas (casi 8 centímetros) de ancho, con el tamaño aproximado de un ratón (o mouse) de computadora.

Para localizar tus riñones, ponte las manos en las caderas, luego sube un poco las manos hasta que te notes las costillas. Desde ese punto, ponte los pulgares en la espalda, te estarás tocando la piel que tienes encima de los riñones. No te los puedes notar, pero están ahí. Sigue leyendo para averiguar más cosas sobre tus estupendos riñones.

¿Qué hacen los riñones?

Una de las principales tareas de los riñones consiste en filtrar los productos de desecho de la sangre. ¿Cómo llegan a la sangre los productos de desecho? Veamos, tu sangre distribuye nutrientes por todo tu cuerpo. Esos nutrientes se descomponen en una serie de reacciones químicas que tienen lugar dentro de cada una de las células de tu cuerpo. Parte de las sustancias de desecho (o residuos) se generan en esas reacciones químicas. Y otra parte de las sustancias de desecho es materia que el cuerpo no necesita porque ya tiene suficiente. Los productos de desecho tienen que ir a algún sitio; ahí es donde los riñones entran en acción.

En primer lugar, la sangre llega hasta los riñones a través de la arteria renal (cualquier cosa del cuerpo relacionada con los riñones se llama "renal"). Una persona adulta promedio tiene entre 1 galón (3,8 litros) y 1 galón y medio (5,7 litros) de sangre circulando por su cuerpo. ¡Los riñones filtran esa sangre unas 40 veces al día! Más de 1 millón de diminutos filtros que hay dentro de los riñones eliminan los productos de desecho. Estos filtros, llamados nefronas, son tan pequeños que solo se pueden ver con un microscopio de gran potencia.

La ruta del pipí

Los productos de desecho que se recogen se mezclan con agua (que también es filtrada por los riñones) para fabricar la orina (pipí). A medida que cada riñón fabrica orina, esta va descendiendo a lo largo de un tubo largo llamado uréter, que concluye en la vejiga, una especie de bolsa donde se almacena el pipí.

Cuando tu vejiga está aproximadamente llena hasta la mitad, tu cuerpo te indica que vayas al lavabo para que el pipí pueda salir de tu cuerpo. Cuando haces pipí, la orina te baja desde la vejiga por otro tubito llamado uretra, desde donde sale de tu cuerpo.

Los riñones, la vejiga y sus tubos se conocen como sistema urinario. Aquí tienes un listado de todas las partes del sistema urinario:

  • los riñones: filtros que eliminan las sustancias de desecho de la sangre y fabrican el pipí
  • los uréteres: los tubos que trasportan la orina desde cada riñón hasta la vejiga
  • la vejiga: una bolsa o saco que almacena el pipí
  • la uretra un tubo que lleva el pipí desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo

Mantener el equilibrio

Los riñones también equilibran el volumen de líquidos y minerales que contiene el cuerpo. Este equilibrio se llama homeostasis.

Si colocas toda el agua que bebes en un platillo de una balanza y toda el agua que elimina tu cuerpo en el otro platillo, ambos platillos deberían estar equilibrados. Tu cuerpo incorpora agua cuando la bebes y cuando bebes otros líquidos. También obtienes agua a partir de algunos alimentos, como las frutas, las verduras y las hortalizas.

El agua sale de tu cuerpo de varias formas diferentes. Te sale por los poros de la piel cuando sudas, por la boca cuando respiras, y a través de la uretra en forma de orina (o pipí) cuando vas al lavabo. También hay agua en tus heces (o cacas).

Cuando tienes sed, tu cerebro te está diciendo que bebas más líquidos para mantener tu cuerpo lo más equilibrado posible. Si tu cuerpo no contiene suficiente cantidad de líquidos, el cerebro se comunicará con los riñones enviándoles una hormona que les indicará que retengan líquidos. Cuando bebas más, la cantidad de esa hormona se reducirá y lo riñones dejarán de retener líquidos.

Es posible que te hayas dado cuenta de que a veces tu pipí tiene un color más oscuro que otras veces. Recuerda que el pipí está formado por agua sumada a los productos de desecho que se filtran de la sangre. Si no bebes muchos líquidos o si haces ejercicio físico y sudas mucho, tu pipí contendrá menos agua y tendrá un color más oscuro. Si estás bebiendo una gran cantidad de líquidos, el líquido que te sobre saldrá en forma de pipí y será de un color mucho más claro.

¿Qué más hacen los riñones?

Los riñones están siempre ocupados. Aparte de filtrar la sangre y de equilibrar los líquidos cada segundo a lo largo de todo el día, los riñones reaccionan constantemente a las hormonas que les envía el cerebro. Los riñones hasta fabrican sus propias hormonas. Por ejemplo, los riñones fabrican una hormona que indica al cuerpo que fabrique glóbulos rojos.

Ahora ya sabes qué es lo que hacen tus riñones y lo importante que son. Tal vez el próximo día de San Valentín, en vez de hacer el mismo corazón de siempre, ¡puedes regalar a tus padres una tarjeta de felicitación muy especial donde hayas dibujado un par de riñones!

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2018