[Ir al contenido]

Tiña inguinal


¿Qué es la tiña inguinal?

La tiña inguinal es una infección fúngica (causada por hongos) que se produce en la piel y afecta a la zona de la ingle, la parte superior de los muslos y las nalgas.

¿Cuál es la causa de la tiña inguinal?

La tiña inguinal (también llamada "tiña crural" o "prurito del atleta") es una infección frecuente de la piel causada por un hongo. Los hongos son microorganismos semejantes a las plantas con un tamaño demasiado pequeño para verlos a simple vista.

¿Quién puede contraer la tiña inguinal?

La tiña inguinal afecta en mayor medida a adolescentes y adultos jóvenes. Pero los niños y las mujeres también la pueden contraer. Las personas que sudan mucho, sobre todo si llevan ropa deportiva en contacto con la zona de la ingle (calzoncillos tipo suspensorio), pueden desarrollar tiña inguinal.

¿Por qué se llama también “prurito del atleta”?

La tiña inguinal también se conoce como “prurito del atleta” (prurito quiere decir “picor”) porque los deportistas la contraen a menudo. ¿Por qué? El hongo que la causa se puede encontrar en los lugares que frecuentan los deportistas. El hongo crece en superficies cálidas y húmedas, alrededor de las piscinas, en las duchas públicas y en los vestuarios. Si una persona toca estas superficies, se puede llevar el hongo en las manos. O puede usar una toalla húmeda que contiene el hongo de la tiña inguinal. A partir de aquí, el hongo se puede propagar fácilmente a otras partes del cuerpo que suden, como la ingle.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la tiña inguinal?

Si tienes tiña inguinal, puedes notar solo una pequeña molestia, o ¡puede ser algo realmente incómodo! Suele tener el aspecto de una erupción roja con bordes que sobresalen, y puede picar o escocer.

¿Qué hará el médico?

Por lo general, un médico puede saber que tienes tiña inguinal observándote la piel de la cara interna de los muslos o de la ingle. Es posible que el médico te frote o raspe la piel para recoger una muestra a fin de detectar la presencia de hongos. Pero no te preocupes, ¡no te dolerá nada!

El tratamiento suele ser sencillo. En los casos leves, el médico te puede recomendar que te apliques una crema o unos polvos que contengan un medicamento que mata los hongos. Con este tratamiento, deberías mejorar al cabo de pocos días. A veces es necesario usar el medicamento durante hasta un mes para que desaparezca por completo la tiña inguinal.

También deberás mantener la zona de la ingle limpia y seca. Si estas medidas no bastan para que desaparezca la infección, es posible que tu médico te recete un medicamento más fuerte. Será del tipo que se tiene que tragar, no solo de algo que te debes aplicar en la piel.

Cómo prevenir la tiña inguinal

Para evitar contraer la tiña inguinal, tú puedes hacer tu parte, aplicando las siguientes medidas:

  • Ducharte o bañarte todos los días (sobre todo después de hacer deporte y sudar) y secarte muy bien después.
  • Usar ropa interior de algodón limpia y pantalones que no te vayan apretados.
  • Cambiarte de ropa, sobre todo de ropa interior, todos los días.
  • Usar toallas limpias y no compartir las toallas ni la ropa con otras personas.
Fecha de revisión: marzo de 2018