[Ir al contenido]

¿Qué es la fiebre?


Llegas a tu casa de la escuela y te sientes muy mal y con dolor de garganta. Tu mamá te toma la temperatura con un termómetro. En unos minutos, escuchas la palabra fiebre.

Pero, ¿qué es exactamente la fiebre? ¿Por qué algunos niños tienen fiebre? ¿Por qué los padres y los médicos se preocupan tanto por ellos? Averigüémoslo.

¿Cuál es la causa de la fiebre?

La mayoría de los seres humanos tienen una temperatura corporal de aproximadamente 98.6 °F (37 °C). La temperatura normal de algunas personas es un poco más alta y la de otras, un poco más baja.

La temperatura corporal de la mayoría de la gente incluso varía un poco a lo largo del día: Suele ser un poco más baja por la mañana y un poco más alta hacia la noche. En la mayoría de los niños, la temperatura corporal no tiene muchos cambios durante el día... hasta que los gérmenes entran en acción.

¿Recuerdas la faringoamigdalitis estreptocócica que te hizo sentir tan mal? ¿O la vez que la gripe te hizo sentir cansado y con dolor? Estos tipos de infecciones son provocados por gérmenes que entran en el cuerpo; por lo general bajo la forma de bacterias o virus.

Cuando estos gérmenes entran en escena y te enferman, el termostato de tu cuerpo se eleva. En lugar de decidir que tu cuerpo debe estar a 98.6 °F (37 °C), el termostato de tu cuerpo podría decidir que debe estar a 102 °F (38.9 °C).

¿Por qué el cuerpo cambia la temperatura? Los investigadores creen que el incremento de la temperatura es la forma que tiene el cuerpo de combatir los gérmenes y de hacer que el cuerpo sea un lugar menos cómodo para ellos.

Además, la fiebre es una buena señal de que estás enfermo para ti, tus padres y el médico. Sin fiebre, es mucho más difícil saber si una persona tiene una infección. Por eso los adultos están preocupados cuanto tienes fiebre.

Combatir la fiebre

En la mayoría de los niños, la fiebre no es un gran problema. Cuando la causa de fiebre se trata o desaparece por sí sola, la temperatura del cuerpo vuelve al nivel normal y te sientes como siempre. La mayoría de los médicos consideran que muchos niños con fiebre no necesitan tomar un medicamento especial, a menos que la fiebre los haga sentir mal.

Si un niño tiene fiebre alta y se siente mal, es posible que el médico les diga a sus padres que le den un medicamento. Los dos medicamentos que se recomiendan con más frecuencia son el paracetamol y el ibuprofeno. El medicamento bloquea las sustancias químicas que le dicen a tu cuerpo que suba la temperatura. Los niños nunca deben tomar aspirina para tratar la fiebre porque esto puede causarles una enfermedad muy poco frecuente pero grave.

Si tienes fiebre, tu mamá o tu papá probablemente te pedirán que bebas más líquidos que lo habitual. Esto es importante porque a medida que tu cuerpo se calienta, es muy fácil que te deshidrates. Esto significa que tu cuerpo no tiene suficiente agua. Tienes muchas opciones de líquidos para beber: jugo, agua, bebidas deportivas, sopa, gelatina con sabor o incluso helados de agua.

Antes de que te des cuenta, tu mamá o tu papá quitarán el termómetro de tu boca y dirán: "ya no tienes fiebre".

Fecha de revisión: febrero de 2019