[Ir al contenido]

Celulitis


(Cellulitis)

La celulitis también es una infección común de la piel que desarrollan algunas personas. Lo que empieza como un simple rasguño o la picadura de un insecto se puede acabar convirtiendo en celulitis, la cual requiere un tratamiento especial. Lee este artículo para entender qué es la celulitis y saber qué puedes hacer para prevenirla.

¿Qué es la celulitis?

Probablemente sabes que la piel consta de varias capas -tres, para ser exactos. Pues bien, la celulitis es una infección que afecta a la capa más profunda de la piel, denominada capa subcutánea. Este tipo de infección está provocada por bacterias, que pueden entrar en el cuerpo a través de cualquier abertura de la piel (como un corte, un arañazo o rasguño, la mordedura de un animal o la picadura de un insecto, si te la rascas).

Generalmente, cuando te haces un rasguño, éste sólo afecta a las capas más superficiales de la piel y el problema se resuelve sólo. Si se desarrolla una infección, es posible que ésta afecte sólo a esas capas más superficiales. Pero si afecta a la capa más profunda de la piel y se convierte en celulitis, las tres capas de la piel se enrojecen, se inflaman y se vuelven sensibles al tacto.

¿Qué la provoca?

Hay distintos tipos de bacterias que pueden provocar celulitis. Las más comunes son los estreptococos del grupo A y los estafilococos.

Tú estás en contacto con bacterias todos los días. Incluso algunos tipos de bacterias viven en el interior de nuestro cuerpo, pero algunas bacterias son nocivas, sobre todo si entran en el cuerpo a través de una herida de la piel, como un corte, provocando una infección.

¿Cómo puedo saber si tengo celulitis?

La celulitis se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, pero suele ocurrir sobre todo en la cara y las piernas. Siempre que te cortes o tengas algún problema en la piel, deberías informar a tus padres para que puedan seguir la evolución de la lesión.

Si el área te duele, se enrojece, se hincha o se pone caliente, podría haberse infectado y tus padres deberían llevarte al médico. Si fuera celulitis, se te pondría muy roja y aumentaría de tamaño rápidamente. En algunos casos, aparecen franjas rojas alrededor del área afectada.

La celulitis es grave y requiere atención médica. Puede provocar fiebre, escalofríos e inflamación de los ganglios linfáticos (conjunto de células que tenemos en distintas partes del cuerpo, como el cuello, las axilas o las ingles, que nos defienden contra las infecciones). Las bacterias pueden entrar en la circulación de la sangre o incluso invadir los huesos cercanos y hacer que la persona se encuentre francamente mal.

¿Qué hará el médico?

Si el médico sospecha que puedes tener celulitis, te examinará la piel y te hará preguntas sobre lesiones recientes y las actividades que realizas. Generalmente los médicos pueden determinar si una persona tiene celulitis sólo examinándole la piel. En caso de que tengas celulitis, es probable que necesites tomar un antibiótico (un medicamento para matar a las bacterias) durante una semana o 10 días.

En los casos más graves, es necesario hacer un análisis de sangre. Si la celulitis es grave (con síntomas como fiebre y franjas rojas en la piel), puede ser necesario ingresar a la persona en el hospital durante un tiempo. Allí le administrarán antibióticos mediante una vía o línea intravenosa (un tubo fino de plástico que se introduce en la vena) hasta que se haya controlado la infección.

¿Cómo puedo prevenir la celulitis?

La buena noticia es que puedes hacer muchas cosas para prevenir la celulitis. ¡La mejor manera es tratar bien a tu piel! Procura protegerla de arañazos, rasguños, cortes y picaduras. He aquí lo que puedes hacer:

  • No te rasques las costras, las picaduras de insecto o los granos de la varicela. Si lo haces, incrementarás las probabilidades de que se te infecten.
  • Ponte siempre casco y protecciones en codos, rodillas y muñecas cuando montes en bicicleta o motocicleta, juegues a hockey o patines.
  • Asegúrate de ir bien protegido cuando hagas deporte. Lleva siempre casco cuando practiques deportes de contacto, protecciones para las espinillas si juegas a fútbol y protecciones para los brazos si juegas a béisbol o patinas.
  • En verano, ponte sandalias para protegerte los pies, en vez de ir descalzo.
  • Lleva pantalones largos y camisetas o camisas de manga larga cuando vayas de excursión, escales, montes en bicicleta de montaña o juegues "a lo bruto" al aire libre. Así estarás mejor protegido contra posibles heridas y picaduras de insectos.
  • Usa repelente de insectos cuando estés al aire libre, sobre todo a última hora de la tarde y cuando anochezca.

Por descontado, todos los niños se hacen rasguños y a todos les pica algún insecto de vez en cuando. Cuando te ocurra a ti, sigue estos pasos:

  • Lávate el corte o la picadura inmediatamente con agua tibia y jabón, y lávatela una vez al día hasta que se forme costra.
  • Explícaselo a tus padres para que un adulto pueda decidir el mejor tratamiento. Éste puede consistir en aplicar una pomada antibiótica y un vendaje, o, si se trata de un corte más profundo, llevarte al médico.
Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: febrero de 2004