[Ir al contenido]

Seguridad en la bicicleta


Hace un día estupendo, ¿qué sería más perfecto que dar una vuelta en bicicleta? Pero, ¡espera! Antes de sacar la bicicleta del garaje, descubramos cómo mantenerte seguro circulando sobre dos ruedas.

¿Por qué es tan importante la seguridad en la bicicleta?

Montar en bici es muy divertido, pero los accidentes ocurren. La forma más segura de usar la bicicleta es como un medio de trasporte, no como un juego. Cada año, muchos niños tienen que ir al médico o acudir a servicios de urgencias médicas por las lesiones que sufren cuando van en bicicleta.

¿Por qué los niños deben llevar casco de ciclista?

Llevar un casco de ciclista que sea de tu talla cada vez que vayas en bici te ayudará a protegerte la cara, la cabeza y el cerebro por si tuvieras una caída o un accidente. Por eso es tan importante que lleves casco de ciclista siempre que montes en bici.

Los cascos de ciclista son tan importantes que el gobierno federal de EE.UU. ha establecido unas normas de seguridad que deben cumplir todos ellos. Tu casco debería llevar un adhesivo donde ponga que cumple las normas de seguridad establecidas por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (CPSC, por sus siglas en inglés). Si tu casco no lleva este tipo de adhesivo, pide a tu mamá o a tu papá que te compren uno que sí que lo lleve.

Ponte el casco de ciclista todas las veces que montes en bici, incluso cuando el recorrido que quieras hacer vaya a ser muy corto. Y sigue estas reglas:

  • Asegúrate de que el casco es de tu talla.
  • Llévalo siempre de la forma apropiada para que te proteja bien: Asegúrate de que te cubre bien la frente y no se te desplaza hacia atrás. Abróchate siempre las correas de sujeción.
  • No lleves nunca una gorra debajo del casco.
  • Cuida bien de tu casco de ciclista y no lo tires ni le des golpes. Si se estropeara, no te protegería tan bien cuando lo necesitaras.
  • Cómprate un casco nuevo si tienes una caída mientras vas en bici y te golpeas la cabeza.
  • Pega adhesivos reflectantes en tu casco para que los conductores te vean mejor.

¿Cuál es la bicicleta más adecuada para mí?

Montar en una bicicleta que sea de tu talla también te ayudará a mantenerte seguro.

Sigue estas recomendaciones sobre la talla de tu bicicleta:

  • Ponte de pie con una pierna a cada lado de la barra superior de la bicicleta, de modo que ambos pies se apoyen planos sobre el suelo.
  • Debería haber un espacio de entre 1 y 3 pulgadas (de 2,5 a 7,6 cm.) entre tu cuerpo y la barra superior de la bicicleta.

Es importante que sigas el siguiente listado de comprobación. Pide ayuda a tu mamá o a tu papá para revisar estos aspectos:

  • Asegúrate de que el asiento, el manillar y las ruedas están bien ajustados.
  • Revisa la cadena y ponle aceite con regularidad.
  • Revisa los frenos para estar seguro de que funcionan bien y de que no se enganchan.
  • Revisa las ruedas para estar seguro de que están bien hinchadas y de que la presión es la adecuada.

¿Cómo me debo vestir cuando monto en bicicleta?

Ponerte ropa de colores vivos y llevar reflectores en la bici también te ayudará a mantenerte seguro. Eso ayudará a la gente que esté en la carretera a verte mejor. Y, si te ven bien, será mucho menos probable que te atropellen o que choquen contigo.

Tendrás que asegurarte de que nada se puede quedar enganchado en la cadena de tu bicicleta, como las perneras de tus pantalones, las correas de tu mochila o los cordones de tus zapatos.

Lleva el calzado adecuado, de tipo deportivo, cuando montes en bicicleta. Las sandalias, las chanclas, los zapatos de tacón y las zapatillas de fútbol no te ayudarán a llevar bien los pedales. ¡Y no se te ocurra montar en bicicleta descalzo!

Los guantes de ciclista te pueden ayudar a agarrar mejor el manillar y, además, ¡parecerás un ciclista profesional!

No lleves puestos los auriculares cuando montes en bici porque la música te podría distraer de los ruidos circundantes, como la bocina de un coche avisándote para que te apartes.

¿Dónde es seguro montar en bici?

Deberás revisar con tus papás los siguientes aspectos:

  • en qué lugares te permiten montar en bici
  • hasta qué distancia te puedes alejar de tu casa
  • si debes conducir por la acera o por la calzada Los niños menores de 10 años deben circular siempre por la acera y evitar la calzada.
  • qué cosas se pueden interponer tu trayecto, como piedras voluminosas, otros niños, mascotas o charcos grandes

Independientemente de dónde conduzcas, las horas de luz son las más seguras. Por lo tanto, evita conducir al anochecer o más tarde.

Siempre deberás estar pendiente de los coches y de los camiones. Incluso si conduces por la acera, un coche podría salir de la calzada al entrar en un garaje y cruzarse contigo. Cuando tengas que cruzar calles de mucho tráfico, es mejor que te bajes de la bici y las cruces andando, arrastrando la bicicleta.

¿Qué normas de circulación debo respetar?

Si te permiten conducir por la calzada, sigue las siguientes normas de circulación:

  • Conduce siempre con ambas manos en el manillar.
  • Al salir de un garaje, entrada para automóviles o callejón, o al bajar de un bordillo o acera, detente siempre y presta atención al tráfico en ambas direcciones.
  • Cruza siempre por los cruces. Cuando una bicicleta sale a la carretera entre varios coches aparcados, los conductores no la pueden ver.
  • En los cruces con mucho tráfico, cruza siempre a pie arrastrando la bicicleta por el cruce de peatones y respetando los semáforos.
  • Circula siempre por el lado derecho de la calzada, en la misma dirección que los coches. No circules nunca en dirección contraria.
  • Siempre que sea posible, circula por el carril bici.
  • No circules demasiado cerca de los coches aparcados. Sus puertas se podrían abrir repentinamente.
  • Detente en todas las señales de “STOP” y obedece las indicaciones de los semáforos (parar ante una luz roja), como hacen los coches.
  • Cuando salgas en bicicleta con tus amigos, circulen por la carretera siempre en fila india.
  • Cuando vayas a adelantar a otro ciclista o a un peatón, hazlo siempre por la izquierda y avisa diciendo: "¡Por la izquierda!" para que sepa que lo vas a adelantar.

¿Cómo marco mis giros?

Las señales con la mano para los ciclistas son como los intermitentes y las luces de freno para los coches. Ayudan a que los conductores de coches y camiones sepan qué vas a hacer a continuación. No cambies nunca de dirección sin antes mirar hacia atrás por el retrovisor, y usa siempre las señales correctas.

Usa la mano izquierda en todas las señales que hagas:

  • Girar a la izquierda: después de mirar hacia atrás, extiende el brazo izquierdo hacia fuera y avanza lentamente.
  • Parar: después de mirar hacia atrás, dobla brazo izquierdo por el codo apuntando con la mano hacia el suelo, reduce la marcha y detente.
  • Girar a la derecha: después de mirar hacia atrás, dobla brazo izquierdo por el codo apuntando con la mano hacia el cielo y avanza lentamente. (O bien, usa el brazo derecho y extiéndelo hacia fuera.)

Ahora que ya has aprendido a señalizar con la mano, ¡puedes hacer la señal del OK (con el pulgar hacia arriba) por lo mucho que has aprendido sobre la seguridad en la bicicleta!

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: febrero de 2019