[Ir al contenido]

Hacer amigos: respuestas para niños con autismo


¿Qué es un amigo?

Los amigos son personas con quienes te lo puedes pasar bien. Los amigos comparten cosas entre sí, juegan y se ríen juntos. A un amigo, le gustas porque eres quien eres.

Un buen amigo te puede alegrar o animar cuando estés triste y hacerte compañía cuando te sientas solo. Los amigos dan la cara los unos por los otros cuando alguien se porta mal, maltrata o acosa a sus amigos. De hecho, tener un buen amigo hace menos probable que los matones del colegio se metan contigo. Esto se debe a que los amigos se defienden entre sí.

Es posible que tus amigos vayan cambiando conforme te vayas haciendo mayor, pero hay algunas amistades que pueden durar toda la vida.

¿Dónde puedo hacer amigos?

Tal vez hayas oído alguna vez que los desconocidos, en el fondo, solo son unos amigos que aún nos hemos tenido la oportunidad de conocer. Los amigos están por todas partes. Empieza por echar un vistazo a los niños de tu clase, piensa en aquellos con quienes te gustaría jugar a la hora del recreo. Otros lugares donde puedes hacer amigos son los siguientes:

  • clubs o asociaciones escolares, deportivas o grupos de música
  • actividades extraescolares, como la natación, el kárate o el fútbol
  • piscinas, parques e instalaciones recreativas
  • campamentos
  • talleres de manualidades
  • grupos de habilidades sociales (estos grupos ayudan a los alumnos a poner en práctica la escucha, la conversación y otras habilidades útiles para hacer amigos).

¿Qué debo buscar en un amigo?

Es fácil hacerse amigo de alguien a quien le gusta hacer las mismas cosas que te gustan a ti. Con esto, nos referimos a que, si te gusta dibujar, trata de encontrar alguien a quien también le guste dibujar. Tal vez te encanten los juegos de mesa. Sea lo que sea, trata de encontrar un amigo que comparta tus gustos. Cuando se tienen cosas en común, hay mucho más sobre lo que se puede hablar.

Que te gusten las mismas cosas es importante, pero todavía es más importante encontrar a una persona que sea de trato agradable. Alguien que es cruel, que se ría de los demás, que no escuche a los profesores y que se meta en problemas en el colegio no es una buena elección como amigo. Elige a alguien que:

  • te sonría
  • comparta cosas contigo
  • deje que se unan otras personas
  • le interese lo que tú quieras decir
  • te haga sentirte a gusto

Si te estás preguntando por si alguien en concreto podría ser un amigo tuyo, pero no estás seguro de ello, habla con tu mamá, tu papá, tu maestro u otro adulto de confianza. Un adulto te puede ayudar a decidir si alguien podría ser un buen amigo tuyo.

¿Y qué le digo?

Una vez hayas encontrado a alguien que podría ser un buen amigo tuyo, busca oportunidades para decirle "hola", sonreírle y ser agradable con él.

He aquí algunos consejos:

  • A la hora del recreo o en el parque, acércate a él, sé amistoso y dile: "Hola, ¿puedo jugar contigo?" o únete a lo que esté jugando él.
  • Invita a alguien a jugar contigo diciéndole: "Hola, ¿quieres jugar?".
  • Ofrécele algo a compartir.
  • Dile: "¿Quieres sentarte aquí?" o "¿Me puedo sentar a tu lado?" a la hora de comer.
  • Hazle un piropo del tipo de: "¡Me encantan tus zapatillas deportivas!"

Del mismo modo que tú hablas sobre tus cosas favoritas, también lo hacen los amigos. Por lo tanto, cuando estés con otra persona, hazle preguntas sobre ellas. Preguntas del tipo de: "¿Qué te gusta hacer a la salida del colegio?" o "¿Qué haces para pasártelo bien?" o "¿Cuál es tu programa favorito?" harán que tu amigo se sienta especial y te ayudarán a seguir conversando con él.

¿Qué más debería saber?

Cuando esté entablando una relación, es importante que sepas cuándo poner fin a la conversación o decir adiós. La gente está lista para cambiar de tema o para dejar de conversar y hacer otra cosa cuando te da pistas como las siguientes:

  • te deja de mirar
  • mira hacia otro sitio o alrededor de la habitación
  • hace otra cosa, como buscar algo en su bolsa
  • cambia de tema

Te puede ayudar el hecho de poner en práctica el hablar con un "nuevo amigo" utilizando como interlocutor a tu mamá, tu papá u otro adulto de confianza. Así, sabrás cómo tienes que actuar y qué tienes que decir la próxima vez que conozcas a alguien que te guste. Si hay alguien a quien no le guste ser amigo tuyo, está bien, ¡pero no te des por vencido solo por eso! Tendrás muchas más oportunidades para hacer amigos.

Fecha de revisión: diciembre de 2017